La empresa, que debe salarios de abril, mayo y el bono compensatorio acordado con la CGT, aplicó un descuento por la medida de fuerza convocada en abril.-

La Asociación de los Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), filial Río Negro, repudia el accionar de la empresa que maneja el Sanatorio Río Negro de Cipolletti por aplicarle descuentos a los trabajadores que se plegaron al paro convocado por decisión de una asamblea y notificado en tiempo y forma a través de la Secretaría de Trabajo de Río Negro.

Esta medida generó la reacción de las autoridades de ATSA, que recordaron la deuda de los salarios de abril, mayo y el bono de fin de año acordado por la Confederación General del Trabajo (CGT) y el gobierno nacional.

“El descuento es un claro ejemplo que a los empresarios les importa el dinero y no los trabajadores. La única respuesta que tienen es que se están yendo al tacho”, dijo el secretario gremial de ATSA, Marcelo Rodríguez.

“Es notable la mala fe que tiene el área de recursos humanos con los compañeros y compañeras del Sanatorio, que sólo reclaman lo que corresponde y bancan dos meses sin cobrar sus sueldos”, agregó. Y cerró: “Son unos caraduras (…) piden que los esperen para regularizar sus deudas y luego hacen esta canallada. Otra vez termina siendo el trabajador el que financia el sistema de salud de dicha empresa”.