Una lamentable noticia circuló entre los trabajadores del Sanatorio Río Negro de Cinco Saltos. Luego de que finalizaran las 48 horas de medidas de fuerza, dispuesta hasta este sábado a las 6 de la mañana, se viralizó un mensaje de whatsapp advirtiendo que el inmueble permanecería cerrado por el fin de semana. Eso generó un gran estupor entre los trabajadores, que soportaron la presión de la empresa mientras se desarrollaba la protesta sujeta a todo el marco de la ley.

El temor -advirtieron los compañeros y compañeras- se sustenta en que no existe garantía de que abra sus puertas el próximo lunes, ya que algunos empleados recuerdan los casi ocho meses que permaneció cerrado en otro tiempo.

Este avasallamiento es inadmisible para las autoridades de la Asociación de los Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA). Eso consideró la secretaria general, Gloria Ovejero, quien recordó como la parte empresaria trataba a la medida de fuerza del gremio de “injusta”, cuando se reunieron en la sede de la Secretaría de Trabajo rionegrina.

Por la medida, apenas se pagó el 25 % del aguinaldo de diciembre y el 40 % del salario de febrero mientras presionaban a delegados y a trabajadores.

ATSA ratifica su posición de mantenerse en alerta permanente y respalda a las compañeras y compañeros de Cinco Saltos.