A la realidad de los trabajadores del Sanatorio del Sol, se suma la decisión de profesionales de restringir el servicio de ambulancia.-

La Asociación de los Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), filial Río Negro, reafirma su preocupación por la crisis sanitaria en San Carlos de Bariloche. Al conflicto en el sanatorio Del Sol, en el que más de cien familias padecen el destrato de la empresa, se sumó la restricción del servicio de falta de atención de los médicos. Ante tal situación, las autoridades reclaman por una pronta acción para solucionar este conflicto.

El último viernes, a raíz de la decisión de los médicos, representantes de ATSA en la ciudad se presentaron ante autoridades de la cuarta zona sanitaria advirtiendo por lo sucedido, que impacta de lleno en el sistema de salud barilochense.

Como constataron los trabajadores, quedaron 17 pacientes sin atención, dos en terapia intensiva.

El mismo día que se presentó la nota (2 de agosto), el ministro de Salud, Fabián Zgaib, fue notificado de la situación.

De llegar a suceder algo, los trabajadores representados por ATSA recuerdan que nunca dejaron de prestar su servicio más allá de la pelea por la situación laboral.

Hasta la fecha, los empleadores Del Sol no presentaron ninguna documentación para obtener respaldo financiero. ATSA Río Negro -más allá de la pelea gremial- solicita que los organismos correspondientes den intervención para no agudizar la crisis sanitaria en Bariloche.