En principio, dos compañeras fueron invitadas a irse de la institución o a sufrir una reducción de jornada laboral.-

Ante tal escenario, en medio de “aprietes” de la parte empresaria, la secretaria general de la Asociación de los Trabajadores de la Sanidad Argentina (ATSA), filial Río Negro, Gloria Ovejero, ratificó el respaldo a las compañeras del IMPEPA de Choele Choel que sufrieron hostigamiento.

“Los empleadores (de IMEPA) amedrentaran a compañeros y compañeras de ese sector”, ratificó Ovejero. En relación a los despidos, después de una medida de fuerza convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT) nacional -el paro fue el pasado 29 de mayo-, anticipó medidas judiciales.

En ese sentido, advirtió que los dueños del IMEPA “trabajan con el miedo, los ponen como financiadores del sistema a los compañeros”. Y agregó: “Es una vergüenza que profesionales de la Salud tomen este tipo de medidas”.

Hace unos meses, relató Ovejero, los empresarios simularon trabajar con diálogo con ATSA, pero cambiaron su postura e iniciaron el maltrato. “Los trabajadores de IMEPA tienen que soportar el retraso salarial. Para ellos, los trabajadores son los que financian el sistema”, describió.

Ante tal escenario, la secretaria de ATSA Río Negro anticipó una denuncia por “ejercicio antisindical” en la Secretaría de Trabajo de Río Negro y ante todos los administrativos correspondientes.

“Estamos tremendamente indignados por esta situación, estas personas no tienen cara. Son unos caraduras”, concluyó.